Plagas cada vez menos estacionales: así se distribuyen por España ratas, cucarachas, mosquitos…

Mapa de las principales plagas en España. Carlos Gámez

Sufrir la picadura de un mosquito en diciembre o encontrar cucarachas en la calle en enero. Estas situaciones, más propias de los meses de abril y octubre, cuando las temperaturas son más altas que en invierno, podrían ser cada vez más habituales en el futuro.

El cambio climático y el mayor confort de los espacios interiores permiten ya a muchas especies de plagas tanto sobrevivir en la época invernal como tener una actividad mayor de la habitual cuando llegan los meses del frío.

«Las plagas suelen ser estacionales. Tienen su época de mayor apogeo en primavera, verano y otoño porque muchas de ellas son artrópodos o insectos y su temperatura corporal depende de la temperatura del ambiente. Otros son mamíferos, como las ratas, y pueden estar todo el año», contextualiza Jorge Galván, director general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla).

«Una vez dicho esto, las plagas son cada vez menos estacionales. Aunque hace unos años había un descenso muy importante en los meses de invierno, nos hemos dado cuenta que ahora muchas plagas que eran estacionales son más habituales en cualquier época del año», explica Galván, quien lo achaca al «cambio climático y la climatización de los lugares»: «Esto hace que puedan estar en disposición de moverse, alimentarse y reproducirse en cualquier época del año, aunque en inverno sí se aprecia un descenso de actividad».

Mapa de las plagas en España. Carlos Gámez

Cada vez se están moviendo más las plagas. Hábitats que antes no eran adecuados ahora lo son más»

Pero el cambio climático no solo provoca que algunas especies sobrevivan más tiempo y dilaten su época de proliferación y maduración: también les permite extender su hábitat a zonas que no lo eran antes.

«Hay plagas más características de una zona que de otra, pero esa caracterización no es fija. Cada vez se están moviendo más las plagas con el cambio de temperaturas. Hábitats que antes no eran adecuados ahora lo son más. Y sitios donde no aparecían, aparecen», asegura el alto cargo de Anecpla.

Otro elemento para entender la expansión de las plagas es la globalización. El constante movimiento mundial de personas y mercancías favorece que muchas especies se trasladen con facilidad de unas zonas a otras.

La avispa asiática domina la cornisa cantábrica
Muchas plagas (ratas, oruga procesionaria, cucarachas, mosquitos, chinches…) tienen presencia en todo el territorio español pese a que puedan contar con más relevancia en unas zonas que en otras (ver gráfico). Por ejemplo, la implantación de la cucaracha americana (periplaneta americana) es nacional aunque predomina más en el sur y en el este de la península debido al calor y la humedad. Algo similar ocurre con las termitas (isoptera), más abundantes en el norte y este peninsular.

Otras, sin embargo, son propias de determinadas zonas. Es el caso de la avispa asiática (vespa velutina), instalada en la cornisa cantábrica, con especial implantación en Galicia y León; o el mosquito tigre (aedes albopictus), que domina todo el Levante peninsular; al igual que la mosca negra (simulium erytrocephalum), que además de en la costa levantina se encuentra en Madrid y zonas de Andalucía. La garrapata común (ixodes ricinus), por su parte, abarca todo el territorio a excepción del Levante y de las provincias andaluzas de Sevilla y Córdoba.

Imagen de archivo del mosquito ‘Culex’. FUNDACIÓN IO

Preocupación por los mosquitos
Preguntado por cuál es la plaga más relevante en estos momentos, Galván reconoce que es «complicado» hablar de importancia. Señala que «de las ratas y las cucarachas siempre hace un control constante porque suelen transmitir enfermedades» pero que en la actualidad existe una gran preocupación por los mosquitos, presentes en todo el territorio nacional, aunque con un mayor protagonismo en las zonas costeras.

«Tienen un valor relevante en salud pública porque son importantes vectores (organismo vivo que transmite un virus de un animal infectado a un ser humano o a otro animal) de enfermedades. Un insecto tiene ahora muy fácil llegar a cualquier sitio y un virus también debido a la forma de vida que tenemos», afirma Galván.

Un ejemplo de transmisión de un agente infeccioso a una persona es el denominado virus del Nilo. La infección se produce como consecuencia de la picadura de un mosquito, normalmente el común o trompetero (Culex pipiens), que previamente se ha alimentado de algún ave infectada durante la migración entre Europa y África, donde este virus es endémico.

Dos ratas negras WIKIPEDIA

¿Cuándo se considera que preocupa una plaga?
En la actualidad, en España ninguna plaga está en un proceso preocupante de expansión. Ni siquiera la rata negra, que ha proliferado en los últimos meses en varias ciudades españolas como Madrid. «Son focos que están localizados y con una población controlada», sostiene Galván.

«Para determinar que hay que actuar sobre una plaga usamos lo que se denomina umbral de tolerancia, que lo marca el hombre. Se trata de aquel nivel por encima del cual hay que actuar, pero es relativo y se cifra en función de cada espacio. Por ejemplo, el umbral de tolerancia de cucarachas en un quirófano es cero, pero en un finca puede ser de cuatro o diez», precisa.

Este experto en sanidad ambiental aclara, no obstante, que «las plagas están asociada a la falta de higiene». «Todo el problema es nuestro. Todas las plagas son especies sinantrópicas, que son las que se asocian al entorno humano. Si yo dejo la basura fuera del contenedor porque está lleno o alimento a animales callejeros y luego no recojo los restos, estoy favoreciendo la aparición de plagas. Las plagas siempre están vinculadas al hombre. Mantener la higiene es fundamental para frenar su aparición», concluye.

Fuente original 20 minutos https://www.20minutos.es/noticia/4904270/0/plagas-menos-estacionales-asi-distribuyen-espana-ratas-cucarachas-mosquitos/

Pida presupuesto

Estaremos encantados de ofrecerle un presupuesto adaptado a sus necesidades.
No dude en contactar con nosotros.

O llámenos a los siguientes teléfonos

93 580 81 89 | 610 25 94 75